¿Qué son las Terapias Contextuales y la Terapia de Conducta?

La intervención que realizamos va dirigida a hacer una evaluación y tratamiento totalmente personalizado. Para ello utilizamos terapias y técnicas que cuentan respaldo científico.

Terapia de Conducta

La terapia de conducta es el procedimiento que cuenta con la mayor evidencia científica para el tratamiento de problemas psicológicos. Se lleva a cabo a través de dos procedimientos fundamentales:

Análisis funcional de conducta

Es la herramienta principal que tenemos los psicólogos conductuales para explicar el comportamiento en términos científicos.

Gracias al análisis funcional podemos saber cómo se han originado los problemas que te traen a consulta y, lo más importante, por qué se están manteniendo a lo largo del tiempo, lo que provoca que, en ocasiones, convivas con un malestar significativo.

Esta herramienta nos permite ofrecer un tratamiento psicológico totalmente individual y personalizado ya que para ello contaremos con:

Una vez realizado el análisis funcional de tu caso comprenderás por qué te pasa lo que te pasa y sobre qué conductas o áreas vitales debemos intervenir.

Modificación de conducta

Una vez realizado el análisis funcional comenzaremos a aplicar las técnicas y procedimientos adecuados que ayudarán a que el problema se solucione.

Para ello programaremos conjuntamente acciones específicas que requerirán de tu participación activa en el día a día. Estas acciones irán encaminadas a modificar la situación en la que te encuentras para eliminar el malestar psicológico y para que puedas empezar a gestionar los problemas de una forma más adaptativa y beneficiosa para ti.

*Es importante saber que, en ocasiones, la aplicación de estas técnicas puede provocar malestar o aumentar ligeramente la sintomatología. Permitirse experimentar dicho malestar (a corto plazo) es necesario para poder empezar a ver cambios favorables que puedan mantenerse en el tiempo. 

Terapias Contextuales

Las terapias contextuales comparten sus bases teóricas con la terapia de conducta y, al igual que estas, cuentan con amplia evidencia científica que las respaldan.

Terapia de Aceptación y Compromiso

La terapia ACT se centra en evaluar, a través del análisis funcional, de qué forma reaccionas al malestar o sufrimiento y en ver cómo esas estrategias están afectando a aquello que valoras como importante en tu vida.

No se trata de conseguir evitar o eliminar todo lo que te causa malestar, sino en que puedas aprender una nueva forma de interaccionar con ello que no consista en luchar en contra o intentar controlarlo. Este control no es la solución, sino que es precisamente lo que mantiene del problema y por lo tanto el sufrimiento.

Se trata de aprender a diferenciar entre lo que puede ser cambiado (y se quiere cambiar) y lo que no puede cambiarse y es necesario aceptar.

Para ello nos basaremos en dos procesos principales:

Psicoterapia analítico - funcional

Es una intervención que se realiza in situ, en la propia consulta, y utiliza como herramienta la relación terapéutica como una manera de promover el cambio dentro de la sesión, de tal forma que dichos cambios y aprendizajes terminen generalizándose fuera de la consulta en la vida diaria de la persona.

Durante la sesión, mi trabajo consistirá en detectar lo que consideramos “conductas clínicamente relevantes”, entre las que se encuentran:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin

Últimas entradas

¿Necesitas información?

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y términos del servicio de Google.

*El contenido de este blog es informativo y explicativo. En ningún caso sustituye al proceso de terapia psicológica. Si crees que necesitas ayuda, por favor, ponte en contacto con un profesional de la salud mental.

Esta web utiliza cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.