Supervisión Clínica

Las sesiones de supervisión clínica están dirigidas a profesionales de la psicología que quieran revisar y/o mejorar sus estrategias de evaluación e intervención con sus pacientes así como sus habilidades terapéuticas.

La supervisión es fundamental en el ejercicio de la psicología sanitaria ya que enriquece la labor del profesional y aporta calidad a sus intervenciones además de sentirse acompañado en el desarrollo de esta profesión que, en ocasiones, se convierte en una tarea muy solitaria.

En La Consulta de Laura trabajamos utilizando Análisis Funcional de Conducta y Terapias Contextuales (Terapia de Aceptación y Compromiso y Psicoterapia Analítico-Funcional) y las sesiones de supervisión son un espacio donde:

Trabajar en un caso en particular que tengas atascado o en el que tengas dudas, ya sea en el proceso de evaluación o de intervención. 

Revisar las estrategias a utilizar en casos que tengan algo en común, abordando así aspectos más generales que te ayuden a reenfocar diferentes casos.

Exponer cómo estás llevando el caso para evaluar y ver con perspectiva si es la mejor forma de intervenir en él, asegurándote así si el camino que estás haciendo es el adecuado o si hay detalles que no se estaban teniendo en cuenta.

La supervisión puede ayudarte a practicar habilidades terapéuticas y a detectar cuándo es el mejor momento para utilizarlas en sesión.

Entre estas habilidades están la empatía, la validación emocional del paciente, los silencios estratégicos, la confrontación, la clarificación de ideas, el uso de preguntas útiles, las autorrevelaciones, etc.

Todos/as los/as psicólogos/as tenemos nuestra propia historia de aprendizaje y, debido a ella, nos surgen bloqueos o barreras que nos impiden ver y tratar la información con objetividad o sin volcarnos emocionalmente.

A veces, las historias y los comportamientos de nuestros pacientes pueden llegar a afectarnos a nivel personal y eso hace que sea más complicado tomar distancia pudiendo ocasionar dificultades a la hora de empatizar con el paciente o, por el contrario, empatizar demasiado y salir de la sesión cargados a nivel emocional.

La sesión de supervisión es un espacio idóneo en el que compartir técnicas, conocimientos, ejercicios prácticos, lecturas y todo tipo de recursos que puedan ser utilizados para ejercer la profesión.

Esto ayuda a que ambos profesionales, supervisor/a y supervisado/a, puedan enriquecerse gracias a ese intercambio de información y recursos.

Los/as psicólogos/as no solo nos dedicamos a pasar consulta, también tenemos que encargarnos de muchas otras gestiones requeridas para el buen desarrollo de nuestro ejercicio profesional, sobre todo si trabajamos de forma autónoma.

Entre estas gestiones están las tareas administrativas relacionadas con la protección de datos, la elaboración de consentimientos informados, la toma de decisiones sobre las condiciones de la terapia como reservas, retrasos o cancelaciones o la realización de facturas e informes.

Si consideras que hay algo en lo que necesites ayuda y que no te hemos hablado de ello aquí coméntanoslo para ver si podemos ofrecerte nuestra ayuda o, al menos, acompañarte en la búsqueda de soluciones.

El precio de la sesión de supervisión clínica es de 45€ por sesión y tiene una duración de 1 hora.

Descuento del 15% para psicólogos durante los primeros 18 meses como profesionales autónomos.

Quiero reservar una sesión ¿Cómo puedo hacerlo?

Ya tengo una sesión reservada, ¿Cómo puedo pagarla?